defectos construcción

Todos hemos oído del Boom Inmobiliario, siendo una época donde la construcción, compra y venta de viviendas no paró de crecer pero existen datos que determinan que una cuarta parte de los inmuebles presentan vicios o desperfectos constructivos que según el CAF (Colegio oficial de Administradores de Fincas) de Madrid, fueron originados por la velocidad de edificación a la que se llegó en dicho boom.

En una situación similar, la mayoría de reclamaciones suelen venir por parte de los dueños de las viviendas, por problemas con humedades en el garaje, malos acabados…

Según la LOE (Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación), los propietarios disponen de 10 años para interponer reclamaciones o demandas por los desperfectos materiales causados en el inmueble por defectos “que afecten a la cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga u otros elementos estructurales”. Es decir, todo lo que pueda afectar a la estructura o se derive de ella. Sin embargo, los defectos como manchas de humedad, grietas no estructurales, problemas o carencias en las instalaciones pueden reclamarse en un plazo de 3 años.

Pero, ¿cómo llevar a cabo este tipo de reclamaciones? Pues bien, cada caso es un mundo y por eso lo mejor es ponerse en manos de especialistas en este ámbito para conseguir los mejores resultados.

Abendaño & Bilbao Abogados te asesorará y pone a su equipo bajo tu caso para estudiarlo y ofrecerte la mejor solución.